DAI Gurren Dan

Orewa dare datto omotte yagaru!!
 
ÍndiceFAQBuscarRegistrarseGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 Más allá del espejo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Kamina
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 5895
Fecha de inscripción : 21/01/2008

Hoja de personaje
Nombre:

MensajeTema: Más allá del espejo   Miér Mayo 28, 2008 7:02 am

Continuación de la historia del espectro.


Hubiera sido imposible que en ciudad más blanca hubiera nacido corazón más negro.
En la ciudad de Cedonia, que volvía blancas sus calles y sus edificios por las extracciones de mármol de las canteras de Lavín, nació.
A día de hoy sabía poco, pero de lo poco que sabía ,ésa, era una certeza. No solo por que sus primeros recuerdos fueran de calles infestadas de obreros que subían hasta las sierras para bajar completamente blancos y fatigados, tampoco por el hecho de recordar el sonido de las olas rompiendo con furia contra el puerto en las noches de tormenta, ni por el olor salado, ni la humedad que se te pegaba a la piel en los días calurosos, por encima de todo aquello había algo que le decía que el pertenía a aquella ciudad, aunque el otro él, su yo de más allá del espejo le decía que era la ciudad la que le pertenecía a el.
Los primeros recuerdos datan del novecientos sesenta y siete. Los recuerdos son confusos, recuerda haber sido echado de una gran casa, la señora vestida toda de negro tenía una cara seria y evitaba mirarle a los ojos mientras le conducía fuera del hall. Más allá, por donde sabe que estan las habitaciones, escucha las voces de los niños, esta confuso, pero algo le hace sentir que ha ocurrido lo peor imaginable. No entiende porqué, solo había estado jugando con el, o consigo mismo, el niño no consigue hacérselo entender a Sor Melita, el había estado jugado con el él que no era el mismo, sino que era otro.
Mientras la monja le conduce a la puerta intenta explicárselo otra vez, no quiere que le aparten de los demás, desea quedarse allí...

No había hecho nada malo...

Como siempre después del oficio de la tarde tenían un rato libre para jugar mientras las monjas preparaban la leche y las galletas que les darían en la merienda.
Darío estaba esperando en el cuarto, dentro de poco llegarían Donato, Paolo y Gia. Llevaba todo el día esperando esto, no sabía porque, pero desde hacía unas semanas le gustaba estar cerca de Gia, no era por nada en particular, o quizás fuera por todo en general, pero se sentía bien cuando estaba junto con ella. Mientras esperaba decidió ir al servicio que hay junto al dormitorio, acercó la banqueta al lavabo de piedra y empezó a beber agua con avidez para apagar la repentina sed que le había entrado. Cuando levantó la vista le vio. Supo que no era él casi al instante, ya se había mirado antes allí y el no tenía esa cara, bueno si, pero... tenía otra expresión, además, el no estaba sonriendo.
Lo siguiente que recordaba era el grito de Gia, le había asustado y preocupado, bajó rápidamente de la banqueta para ver que ocurría y se encontró a sus amigos completamente pálidos, sus caras como las estatuas de mármol que adornaban el pequeño templo dedicado a Abel que había en el edificio.
El pequeño Darío estaba terriblemente preocupado, sus amigos solo temblaban en un rincón del cuarto y no respondían a nada de lo que el decía, entonces llegó Sor Melita, lo sacó del cuarto con violencia y lo encerró en el cuarto de los trastos. A través de las paredes de madera pudo escuchar sus llantos, las voces de las hermanas que preguntaban con ansiedad lo que había pasado, pudo oir sus gimoteos, y también el empezó a derramar lágrimas.

Pasaron cosas que Darío no terminaba de recordar. Solo los llantos, y luego él caminando por la suave alfombra que cubría el suelo del hall. Cuando la puerta se abrió inundó los pulmones del chico un frío abrasador, alzó la cabeza para poder ver los ojos de la monja una vez más y luego él mismo caminó hacia la calle.
Los recuerdos de entonces son poco claros. Había calles, muchas, la gente no paraba de subir y bajar por la carretera que conducía a las montañas. El niño de cinco años de edad gustaba de acercarse al puerto, recordaba que no era por lo veleros ni por el magnífico espectáculo que era ver a los barcos atracar en el puerto, no. Había algo en el agua que le gustaba, que le atraía...
Había algo, en el reflejo del agua...

Darío no pasó mucho tiempo vagabundeando por las calles de Cedonia, a los pocos días un hombre llamado Radnor le recogió, al parecer no ha mucho tiempo había perdido a su hijo en un accidente. Su casa se derrumbó con el niño dentro. Según Darío se enteró más tarde, en realidad, nunca encontraron el cuerpo del muchacho bajo los escombros de la casa, pero Radnor, dio por perdido a Nolan, su hijo.
El hombre, de modales más bien rudos, pareció ver una segunda oportunidad en el pequeño Darío, y decidió ciudarlo como si hijo suyo fuera.

Pasaron un par de años, Radnor decidió que debían marchar al norte, aquella tierra era difícil y el trabajo en la mina podía llegar a ser muy ingrato, había estado ahorrando algo de dinero durante esos dos años y ahora podría pagar una caravana para que los llevara a los dos a la gran ciudad de Elisio. El viaje se sucedió sin complicaciones y no tardaron en llegar a la enorme urbe.
Elisio era un maravilloso paraje para la vista, por doquier sus maravillas arquitectónicas alegraban la vista de aquel afortunado que pudiera contemplarlas, allí tanto Darío como Radnor pudieron vivir bien, y durante casi diez años allí vivieron.
A los diecisiete años de edad volvió a verlo, no lo veía desde que era un crío, desde que miraba el agua del mar en busca de su propio reflejo, y ahora allí estaba de nuevo. Había cambiado tanto como el, y seguían siendo iguales, salvo por la expresión de la cara, esa expresión que todo lo cambiaba. Entonces pudo escuchar la voz que ya había escuchado antes pero que ya no recordaba, la voz que había quedado encerrada en un espacio de su cerebro, al cual su mente no se atrevía a acceder, y ahora esa puerta había sido abierta.
Su yo de más allá del espejo le sonrió como siempre, le miró excrutando todo su ser, examinó su corazón como quien mira un plato de comida y luego le habló, y su voz fue como miles de espinas clavándose en su corazón.
-Que sientes?-preguntó todavía con la sonrisa en marcada en el rostro.
Darío se quedó sin saber bien que responder. Que sentía? Le gustaba estar allí, aquella ciudad era bonita, aunque aquello no le importaba, tenía amigos, aunque tampoco realmente ya que no estaba interesado en juntarse con otra gente. El muchacho miró en su interior, había algo que le impulsaba a hacerlo, a volver sus ojos hacia su propia alma.

Y cuando lo hizo conoció el miedo.

¿Que demonios habitaba allí? ¿que era aquello que había sentido? No podía explicar la inevitable atracción hacia el fondo de la nada que había sentido, fue como mirar el ojo de un maelstrom y sentir que no puedes hacer nada para alejarte de el, o peor, sentir que ni siquiera quieres alejarte de el, solamente esta la nada. Y allí, en lo más profundo del insondable abismo había algo, agazapado como una bestia... Esperando.
Su yo de más allá del espejo vio su turbación, ¿quizás mirando en si mismo, había visto lo que creía ver en el espejo? Su otro yo se rió.
-Nacido en el auspicio de la luna negra, éste no es tu sitio.- hizo una pausa, y el silencio fue más terrible todavía que sus palabras.- La oscuridad alimento de tu alma no se encuentra aquí, sino en donde los cielos son apuñalados por toda la eternidad por el rayo.

Ninguna oscuridad es tan intensa como aquella que vemos cuando miramos en nuestro propio interior, ese conocimiento que obtenemos cuando de verdad abrazamos lo que realmente somos y nos olvidamos del comportamiento que las convenciones sociales nos hacen creer. Realmente somos lo que somos cuando nos olvidamos de todo y miramos en nuestro interior, hasta entonces no se es reamente. Hasta que olvidamos ese pequeño y frágil hilo de cordura.

Hasta que abrazamos la más absoluta de la nada

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kamina
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 5895
Fecha de inscripción : 21/01/2008

Hoja de personaje
Nombre:

MensajeTema: Re: Más allá del espejo   Miér Mayo 28, 2008 7:02 am

Él seguía allí, y estuvo durante mucho tiempo, y cada vez se aparecía más.
Quizás fue por eso por lo que Darío empezó el viaje. O eso quería creer. No soportaba la idea de que realmente viajara para satisfacer aquello que crecía en su interior, aquella semilla de oscuridad plantada hacía tanto tiempo y que ahora germinaba en su interior haciéndole buscar algo que no podía definir, buscando una sensación que no podía encontrar pero que sabía que estaba más allá de lo que puedes, sencillamente, tocar.
Un algo que al no ser nada lo sería precisamente todo.

Los pies hollaron los Llanos Santos camino a Raverna y de allí tomó camino a Americh. Una caravana en rumbo norte llevó al joven hasta la ciudad de Bendeck ,ya en el principado de Kanon, y allí consiguió un caballo que usó para viajar todavía más al norte, cruzó el río Calmo por un puente de piedra que se deshizo a mitad de trayecto y le hizo perder el caballo, tuvo que cruzar una gran llanura a pie durante días, hasta que porfin, completamente exhausto llegó a Aldon. Él se le seguía apareciendo, y si no hubiera sido por su ayuda seguramente habría perecido por el camino. Cada vez que aparecía le hablaba y le enseñaba cosas, Darío se comportaba como quien no quería recoger el fruto del conocimiento que se le otorgaba, pero después de varios ofrecimientos siempre terminaba recogiendo la fruta y comiéndola avidamente.
Después de pertrecharse decidió que necesitaba soledad, necesitaba viajar solo, de una forma distinta, necesitaba reanudar dos viajes, el primero y más fácil hacia la Tierra de las Tormentas, el otro, más complicado y difícil de caminar, hacia sí mismo. Por ello decidió poner rumbo al oeste, pasaría por el paso del fin a través de la Cordillera de la Cicatriz y luego iría hacia el norte, a la joven ciudad de Reinhold. Una vez llegara allí la tierra apuñalada por el rayo estaría al alcance de la mano, pero sabía que de alguna manera debía de ir preparado, que lo que le esperara allí no le sería grato.

Durante el viaje no hubo ni un solo día en el que no se sintiera acosado, alguna fuerza le seguía de cerca. Darío se sentía más que conducido, empujado, hacia algún lugar, sabía que de alguna manera se le estaba acorralando, pero no podía parar, había algo que necesitaba descubrir y sentía que debía correr antes de que su propia oscuridad terminara por devorarle.

Al fn pudo contemplar la inmensa llanura. El cielo completamente negro casi reflejaba su oscuridad interior. El muchacho no sabía exactamente que debía buscar allí o que debía hacer, pero había sido empujado desde más allá del espejo para llegar a donde estaba ahora mismo. Solo debía encontrar lo que se le pedía, lo que el mismo se pedía.
Avanzó con lentitud y cuidado por la llanura, amparándose en las plataformas que atraían y disipaban los peligrosos rayos, el ruido provocado por el chocar de uno de estos prodigios contra las plataformas era brutal y durante unos segundos después del impacto no se podía escuchar nada. Darío divisó a lo lejos una caravana, sabía que aunque pocos, algunos mercaderes osados decidían viajar por esa ruta en vez de tomar otra más larga que acarrearía más tiempo aunque sería más segura. Decidió apretar el paso para darles alcance.
Cuando por fin lo hizo comprobó que la compañía parecía estar compuesta de un total de tres carromatos, dos de ellos estaban cargados de mercancias y el tercero lo usaban para turnarse y poder descansar. Los mercaderes se llamaban Andreas y Marlas y según digeron procedían de Ilmora, solían hacer la ruta partiendo de Seifer, luego pasando por Reinhold y desde allí ponían rumbo a la Tierra de las Tormentas para así llegar a Arkángel.
Los dos eran hombres simpáticos, y tuvieron a bien acoger a Darío como compañero de viaje, éste cada día que pasaba se sentía más turbado, había viajado muchísimo hasta poder llegar allí y una vez que por fin había llegado hasta donde se supone que estaba lo que debía encontrar, se sentía incapaz de encontrar nada. No sabía que debía buscar, ni siquiera podía hablar con el yo más allá del espejo.
Al final y gracias a muchos pellejos de vino, decidió que quizás había sido lo mejor. Realmente no necesitaba encontrar nada,se mentía, y ahora se encaminaba a una de las más portentosas ciudades de todo Gaïa, no necesitaba nada más.


Viajó con la pareja de mercaderes durante semanas hasta que por fin llegaron a Arkángel, una vez allí Marlas le ofreció que pasara la noche en su casa, y así al día siguiente podría ponerse a buscarse la vida en la próspera ciudad. Darío que se sentía alegre aceptó la invitación, en el fondo sabía que aquello que habitaba en él todavía seguía allí, latente, pero se convenció de que podía reducirlo lo suficiente como para poder tener una vida más normal.
La casa de Marlas era discreta, pero se notaba que el negocio le iba bien, desde luego jugarse la vida por caminos poco transitados traía sus ventajas. Allí conoció a su mujer Shanin, y a la hija del matrimonio, Emma.
Emma. Todavía hoy decir su nombre es evocar el infierno en la mente de Darío. Es curioso comprobar cúan a menudo son aquellos que nos dan la alegría los mismos que luego nos reportan la más eterna de las mortificaciones. Ella era simplemente bella, su cabello rubio recortado, sus carnosos labios, sus enormes ojos marrones, su figura... todo en ella parecía hecha para la inmortalidad, como si fuera un molde demasiado precioso para ser expuesto al día y que así éste lo manchara con sus rayos.
Darío pasó la más inquieta de las noches, no podía hayar reposo en la cama, sabiendo que a poca distancia de allí se hayaba ella, tumbada en un lecho. Su corazón corría desbocado y sentía la necesidad de hacer algo, dio docenas de vueltas por la habitación, hasta que por fin se convenció de que todas las alternativas eran igual de locas, que lo único que podía hacer era tumbarse y luchar por conciliar el sueño.
Al día siguiente, después del desayuno Darío se marchó de la casa, pero se prometió a si mismo que volvería a verla, que vendría a buscarla. Consiguió un trabajo en uno de los talleres que había en la ciudad, y cuando podía se escapa para merodear cerca de la casa de Marlas para poder verla otra vez, o quizás para hacerse el encontradizo y así poder hablar con ella, desgraciadamente para el fracasó.
Un día, mientras corría por la calle en dirección al taller, pasó frente a una de las enormes iglesias cristianas que hay por todo Arkángel, justo cuando pasó por la puerta empezaron las campanadas, Darío desconocía la razón de porqué, pero inmediatamente todo empezó a tambalearse, tuvo que parar en seco, mientras con las manos intentaba suprimir el espantoso dolor de cabeza que luchaba por apoderarse de su cordura, sentía la cabeza entre el yunke y el martillo, abrió los ojos y vio a la gente caminar por la calle, despreocupada, parecía que fuera lo que fuera solo le afectaba a el. El dolor a cada segundo se hacía más abrumador y amenazaba con privarle de la conciencia, vio como todo empezaba ir más despacio, la gente cada vez andaba más lentamente, cuanto mayor era el dolor, más lento transcurría todo, y entonces, tal y como vino, desapareció.

-Hola- escuchó tras de el. Era una voz femenina, o eso creía, no podría asegurarlo, le parecía familiar, pero todavía no había conseguido recuperarse por completo de lo que le había pasado. Con la mirada clavada en el suelo luchaba por recuperar el aliento. La vista, antes nublada, por fin se iba afinando, decidió enderezarse y mirar a la persona que le había saludado, y ante el vio a Emma.
Su belleza se llevó las palabras de el, que no consiguió articular palabra, simplemente estaba demasiado sorprendido.
-¿Estas bien?- preguntó con voz preocupada.
-Si-respondió el- es que... creo que he tenido un golpe de calor. -mintió.
-¿Con el frío que hace?
-¿A que es extraño? Pero dime, ¿que haces por aquí a estas horas?

Los dos jóvenes se pusieron a hablar en mitad de la calle, como si se conoceran de toda la vida, y pronto las horas pasaron, de tal forma que la despedida fue inevitable, pero lo cierto es que dijeron de verse al día siguiente.
Entre los dos no tardó en crecer el romance, por primera vez Darío estaba realmente contento, siempre quedaban en el mismo sitio, donde se habáin visto por segunda vez, en la Iglesia,
Bajo el auspicio de las campanadas.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kamina
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 5895
Fecha de inscripción : 21/01/2008

Hoja de personaje
Nombre:

MensajeTema: Re: Más allá del espejo   Miér Mayo 28, 2008 7:03 am

En un recóndito lugar dentro del corazón del joven de Cedonia, detrás de un espejo, algo se reía.

Pasaron un maravilloso año juntos, ya Darío ni se acordaba de aquella voz que le hablaba, ahora solo existía ella. Una noche tuvo una horrible pesadilla, soñó con sangre y oscuridad, soñó con carne cortada, soñó desde el otro lado, y al despertar ella estaba muerta.

No terminaba de saber qué había pasado o como, donde antes estaba ella, ahora solo había un monton de carne ensangrentada, Darío no lo pudo soportar era mucho más de lo que su mente podía aguantar, y algo en su interior se quebró. Donde antes había habido alegría solo quedó tristeza, donde hubo amor ahora solo desesperanza, donde hubo un hombre solo quedó una ténue luz al otro lado del más oscuro de los espejos.

Donde hubo vida solo quedó el vacío.

La sombra se hizo cada vez más larga, volvió a verle a el, constantemente. Le hablaba de algo oculto algo que le esperaba, que esperaba a que fuera lo que él necesitaba, ya no quedaba nada en la vida de Darío, de hecho, Darío había muerto asesinado por aquella criatura, ahora solo quedaba la sombra sin nombre.
El que antes fue llamado Darío dejó la luminosa ciudad de Arkángel, ya no era sitio para el, ésa era un ciudad para los amantes de la luz, él reencarnaba la mayor de las negruras. Decidió ponerse en viaje, se fijó una meta guiado por su reflejo y marchó, a través de los bosques, de los pantanos y las montañas, marchó con una ruta muy clara.

Al este, siempre hacia el este.

El viaje tocó a su fin cuando después de tanto tocó la tierra oscura de Moth, en el viaje había ido perdiendo lo que le quedaba de humano y para cuando llegó a la primera de las poblaciones, la villa de las tres cruces, comprendió que aquel no era sitio para el, él ya no pertenecía al mundo de los vivos, descubrió la cabaña abandonada de un leñador y decidió hacer de aquella su morada, pero no podía evitar la añoranza. Cuando su reflejo no estaba se quedaba completamente a solas con sus pensamientos, y eso era lo peor, en las noches más oscuras se llegaba a la aldea y tocaba la campana esperando por si el espectro de su amada aparecía, tal y como lo hizo en vida, se encontrarían...
bajo el auspicio de las campanas...

Con el tiempo Se olvidó de que tenía forma humana, se olvidó de que fue un hombre y olvidó aquello que buscaba, el reflejo dejó de aparecer y así Darío se convirtió en el espectro...

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kamina
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 5895
Fecha de inscripción : 21/01/2008

Hoja de personaje
Nombre:

MensajeTema: Re: Más allá del espejo   Miér Mayo 28, 2008 7:03 am

Helms miró a la sombra y sonrió.
-Muy bueno lo que has hecho con la armadura.-dijo aplaudiendo la actuación del espectro mientras miraba el brutal corte hecho a lo largo de la armadura.- percibiste que tenía magia y la inutilizaste, ¿eh?
El espectro si pudiera sentir emociones se habría sentido turbado. Si pudiera sentir.
Lentamente movio el brazo derecho, en él, lucía un guantelete de metal, alrededor de este había preciosos grabados, con un gesto a medio camino entre aburrido y despectivo el espectro oscuro ,que flotaba emanando oscuridad de su ser, trazó una línea con su dedo. Inmediatamente todo lo que había alrededor del sujeto murió.

Pero allí seguía el hombre.

-Tengo una oferta para ti. Mi amo necesita de tus servicios.-Al ver que no conseguía el efecto deseado insistió.- Sabemos quien eres... Darío.
En ese momento un grito de espanto inundó con un dolor de miles de años todo lo que había por la zona. La oscuridad salió de la figura y devoró metro a metro todo lo que había. Al cabo de los segundos, ésta, como la niebla, desaparció, y cuando lo hizo mostró a un hombre, que había sido, literalemente, una sombra de lo que fue.
-¿Quien eres y cómo sabes mi nombre?- dijo con el más lúgubre de los tonos.
-Mi amo sabe muchas cosas. Como sabe lo de la sombra que se te aparece.
Los ojos del hombre se abrieron como platos al escuchar las palabras de aquel extraño personaje.
-Te podemos decir dónde esta aquello que llevas buscando toda tu vida. Aquello que terminará la búsqueda que empezaste hace tanto y tanto tiempo- dijo Dieter con una sonrisa de oreja a oreja.
-No has contestado a mi pregunta- dijo rotundamente el sin nombre.
-Muy cierto- dijo mientras sonreía aún más.- Trabajo para Lucanor Giovanni y mi nombre es Dieter Helms. Te necesitamos para que invstigues cierta reunión.
Por la mente del hombre que había sido un espectro pasaron miles de cosas, cientos de pensaminetos y de posibilidades nacían y morían en su mente mientras intentaba organizar lo que era su vida ahora mismo. Al final dijo lo que Helms ya sabía que diría.
-De acuerdo.
Triunfante Helms se internó en la vieja cabaña de madera. Su traje negro impoluto no se manchó con la suciedad del lugar.
-A partir de ahora te ahoras llamar Stefan Luca, eres hermano del templo de las almas puras.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Viral

avatar

Cantidad de envíos : 5764
Fecha de inscripción : 22/01/2008

MensajeTema: Re: Más allá del espejo   Jue Mayo 29, 2008 6:18 am

Hem... No me queda clara la relación entre esta historia y la otra. Aquí, Dieter se encuentra con Darío. En la otra, Jerger se encuentra con Dieter. ¿Cuál va antes? ¿Se supone que Darío se mete dentro de Dieter, y por eso luego Jerger se encuentra con un "Dieter oscuro"?

Por cierto... ¡Muy bueno ese guiño a la historia de Nolan! Todo un acierto. Qué satisfacción, cuando logras que las piezas encajen, ¿verdad?

_________________
¡Atravesando el destino como enemigos en el pasado
y creando una nueva senda de futuro con estas manos!
¡LA UNIÓN DEL DESTINO!
¡GURREN LAGANN!
¿¡QUIÉNES OS HABÉIS CREÍDO QUE SOMOS!?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kamina
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 5895
Fecha de inscripción : 21/01/2008

Hoja de personaje
Nombre:

MensajeTema: Re: Más allá del espejo   Jue Mayo 29, 2008 6:32 am

La intro esta entre dos partes de esta historia.
La "intro" comienza cuando Darío se queda en Moth y se convierte en el espectro, ahí va la introducción del espectro y luego continua con la conversación entre Dieter y Darío.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Viral

avatar

Cantidad de envíos : 5764
Fecha de inscripción : 22/01/2008

MensajeTema: Re: Más allá del espejo   Jue Mayo 29, 2008 11:44 pm

Lo que sigo sin entender es a qué viene la última frase de la introducción del espectro.

"-Por lo menos conseguiste que saliera- dijo la voz del hombre que se hacía llamar Dieter Helms.- No esperaba más."

¿Es que el espectro tomó la forma de Dieter? ¿O te confundiste y querías decir Darío? ¿O tanto Dieter como Darío son espectros?

_________________
¡Atravesando el destino como enemigos en el pasado
y creando una nueva senda de futuro con estas manos!
¡LA UNIÓN DEL DESTINO!
¡GURREN LAGANN!
¿¡QUIÉNES OS HABÉIS CREÍDO QUE SOMOS!?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kamina
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 5895
Fecha de inscripción : 21/01/2008

Hoja de personaje
Nombre:

MensajeTema: Re: Más allá del espejo   Vie Mayo 30, 2008 2:03 am

En ese momento aparece Dieter Helms (que estaba siguiendo al grupo) y le dice eso a Jerger, después se dirige a hablar con Darío.

El jefe de Dieter, Lucanor, sabía perfeectamente donde estaba Darío y sacrificó un hechicero, un taoista, un tecnicista y una armadura de combate para hacerle salir y asi que Dieter pudiera hablar con el.

Quería dejarlo tan tremendamente abierto xk el PJ de Dieter es muy extraño y secreto, aun que quizás si que debí haber arreglado un poco más ese final.
En cuanto a la desunión de ambas partes... Primero hice la intro, y al ponerme con la historia resulta k llegué donde la intro pero necesitaba más, asik decidí continuarla, así la intro se me quedaba en medio. La primera versión de la historia tiene la intro "empotrada" pero mi hermano me dijo que el estilo de ecritura era muy distinto de una a otra y que no quedaba bien, asi que cuando lo postee en el foro decidí apartarlas.
En lo referente a, ¡¿como que sacrifica un hechicero, un tecnicista, un tao y una armadura para hacerle salir?! esto se explica sabiendo que el PJ es tocho, MUY tocho, es una nueva forma de ver a los tecnicistas, yo lo llamo el mago de ki. Tanto que tendrá nivel 4, pero fácilmente se puede cargar a tipos que le saquen unos tres niveles...

A mi personalmente esta historia me ha molado, tanto escribirla, como hacer a este PJ (el más oscuro que he hecho nunca) y tb hacerle la ficha. Espero que todo eso no se haya ido al garete por no colocar bien las partes de la historia o algo asip...

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Viral

avatar

Cantidad de envíos : 5764
Fecha de inscripción : 22/01/2008

MensajeTema: Re: Más allá del espejo   Vie Mayo 30, 2008 4:52 am

No, si la historia está muy bien; en ese sentido, puedes quedarte tranquilo. Es sólo que andaba algo confundido sobre por qué se mencionaba a Dieter así de pronto, al final de la historia que has denominado "introducción - espectro". Ya has resuelto mis dudas, y te lo agradezco. Y tienes razón: has plasmado a un personaje muy oscuro... ¡y muy tocho! XD

_________________
¡Atravesando el destino como enemigos en el pasado
y creando una nueva senda de futuro con estas manos!
¡LA UNIÓN DEL DESTINO!
¡GURREN LAGANN!
¿¡QUIÉNES OS HABÉIS CREÍDO QUE SOMOS!?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Simon_Lagann

avatar

Cantidad de envíos : 2219
Fecha de inscripción : 04/02/2008

Hoja de personaje
Nombre:

MensajeTema: Re: Más allá del espejo   Vie Mayo 30, 2008 8:42 pm

si si, la historia esta muy bien y se la ha currado y ees genial, una de las mejores, lo malo esque es eso, que deberia haber separado la intoduccion de la vida de Dario

_________________
Todas las luces del cielo son estrellas
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Viral

avatar

Cantidad de envíos : 5764
Fecha de inscripción : 22/01/2008

MensajeTema: Re: Más allá del espejo   Vie Mayo 30, 2008 11:09 pm

Pero si ha separado la introducción. De hecho, la ha posteado en un hilo distinto. ¿O te estás refiriendo a otra cosa?

_________________
¡Atravesando el destino como enemigos en el pasado
y creando una nueva senda de futuro con estas manos!
¡LA UNIÓN DEL DESTINO!
¡GURREN LAGANN!
¿¡QUIÉNES OS HABÉIS CREÍDO QUE SOMOS!?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Simon_Lagann

avatar

Cantidad de envíos : 2219
Fecha de inscripción : 04/02/2008

Hoja de personaje
Nombre:

MensajeTema: Re: Más allá del espejo   Vie Mayo 30, 2008 11:10 pm

esque ha mi me la enseño junta, jeje

_________________
Todas las luces del cielo son estrellas
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kamina
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 5895
Fecha de inscripción : 21/01/2008

Hoja de personaje
Nombre:

MensajeTema: Re: Más allá del espejo   Sáb Mayo 31, 2008 3:10 am

Supongo que lo MEJOR habría sido rehacer la "intro" de tal forma k encajara bien con la historia y así poder ponerlo todo bien junto
pero weno...

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Más allá del espejo   

Volver arriba Ir abajo
 
Más allá del espejo
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Torneo de Espejo - Inscripciones
» Muy buenas a todos,espero que... U: ¡Eithan el espejo!
» Espejo retrovisor
» espejo derecho vw escarabajo descapotable 1978
» Desmontar Panel Interior Puerta para colocar espejo retrovisor

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
DAI Gurren Dan :: Foro :: General :: Seguidores de Tytalus-
Cambiar a: