DAI Gurren Dan

Orewa dare datto omotte yagaru!!
 
ÍndiceFAQBuscarRegistrarseGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 Otro fragmento para una buena historia...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Viral

avatar

Cantidad de envíos : 5764
Fecha de inscripción : 22/01/2008

MensajeTema: Otro fragmento para una buena historia...   Vie Jul 25, 2008 9:46 am

¿Por qué lo he titulado así? Porque es el título con el que guardé este viejo archivo .doc, que acabo de desempolvar hace un momento (si es que un archivo .doc puede desempolvarse, pero ya me conocéis, estoy hablando una vez más en sentido figurado), con la idea de subir algo al foro mientras termino el cuarto capítulo de Fireheart... Ha pasado tanto tiempo desde que puse el tercero que me imagino que ya os dará lo mismo, pero en fin, yo lo dejaré por ahí, por si os interesa.

Volviendo a la cuestión que nos ocupa: hace mucho tiempo se me ocurrió una "idea suelta" y tuve la genial ídem de ponerla por escrito; la regla general suele ser justo lo contrario. En fin, luego esto no llevó a nada más, pero al menos permite a los lectores potenciales estar entretenidos un rato, sin más complicaciones.

Se trata de otra de esas historias de mi época de "niño de la alegría" (época de la que puede que aún no haya salido), así que hay combates, sangre, muertes... A veces pienso que todo esto puede estar relacionado con aquel golpe que me di en la cabeza cuando me caí de pequeño del tobogán (o más bien lo que pasó fue que me tiré por el lado que no era). Me gustaría poder hacer historias menos macabras o, por lo menos, más variadas. A ver si lo consigo, un día de éstos.

En fin, aquí os dejo "la cosa" en cuestión. Ya me comentaréis vuestras impresiones. Naturalmente, y si lo digo siempre es porque es cierto, admitiré alegremente cualquier tipo de halago, puntualización, crítica constructiva o destructiva, amenaza... Vosotros mismos.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

OTRO FRAGMENTO PARA UNA BUENA HISTORIA (Y VAN DOS)

Hans ya estaba harto de las molestas intromisiones de Pedro en sus asuntos; sin embargo, su rival era astuto y no se dejaba ver. No obstante, en aquella sólida cadena había un eslabón más débil: aquel eslabón se llamaba Juan, hombre más bien apocado, e íntimo amigo de Pedro.
Por tanto, Hans decidió enviar un escuadrón de la muerte a casa de Juan: eran cinco hombres, vestidas con ropas oscuras y armados con afilados puñales. Hans pensó que, ya que no podía acabar con Pedro, acabaría al menos con sus amigos y seres queridos.

De hecho, los dos amigos habían discutido el tema en alguna ocasión, en casa de Juan, sentados a la mesa y bebiendo un buen vino.
—Temo que te hagan daño —dijo Pedro—. Nunca me perdonaría que te pasara algo por mi culpa.
—Bah, no te preocupes —repuso Juan, quitándole importancia—. No creo que ese tal Hans se fije en alguien que es tan poca cosa como yo —sirvió más vino y, sonriendo, continuó—. Además, si eso llegara a ocurrir, sabría defenderme —guiñó un ojo, y los dos rieron despreocupadamente, ajenos a lo que se les venía encima.

Cinco figuras se desplazaron sigilosamente hacia una calle oscura. La luna asomaba de cuando en cuando por entre las nubes, y los asesinos distinguieron la tienda de Juan quien, según la información recibida, vivía allí mismo.
Dos hombres se apostaron en las cercanías, listos para avisar de la presencia de guardias y, si hacía falta, silenciarlos. Los otros tres se acercaron a la puerta de madera con refuerzos de hierro que custodiaba su objetivo. El cierre no podía abrirse fácilmente; tendrían que echar la puerta abajo y actuar con rapidez.

Momentos antes, Juan se había despertado, inquietado por un oscuro presentimiento. Se levantó, abrió la puerta de su vivienda (Juan había acondicionado la trastienda a ese efecto) y miró por una de las ventanas que flanqueaban la puerta reforzada de la tienda. El comerciante quedó sobrecogido al ver varias figuras amenazantes que, en silencio, se dirigían hacia él... aunque aún no le habían visto.
Juan se apartó de la ventana, entró en su casa y cerró la puerta con cuidado. Por un momento, quiso esconderse en algún sitio oscuro para dejar que pasara lo que tuviera que pasar. Sin embargo, afloró en él una sensación que había experimentado sólo unas pocas veces a lo largo de su vida: notó cómo la energía recorría cada fibra de su cuerpo, cómo su pulso y su respiración se hacían más rápidos; y supo lo que tenía que hacer. Lucharía... ¡desde luego que lucharía!

Los asaltantes, decididos a entrar como fuera, colocaron una pequeña carga de pólvora en la puerta. Encendieron la mecha, y retrocedieron mientras la llama avanzaba... Hubo una explosión. Los tres hombres embistieron la puerta, que se abrió con facilidad, y entraron en la tienda. Los asesinos se fijaron en la puerta que conducía al dormitorio de Juan. Se colocaron uno a cada lado, y el tercero la abrió de una patada.
Juan estaba de pie, vestido con una bata. Sostenía en sus manos una ballesta cargada. Apuntó al estupefacto intruso y activó el disparador. El virote se incrustó en su cráneo, con tanta fuerza que la cabeza se separó del resto del cuerpo y quedó clavada en una de las paredes de la tienda. El decapitado cayó hacia atrás bruscamente, mientras brotaba de su cuello un chorro de sangre que empapó la estancia.
Los dos compañeros del muerto tardaron en reaccionar, pues no se esperaban una respuesta semejante de su “desvalida víctima”. Por eso, cuando uno de ellos se decidió a entrar, Juan ya había cogido otra ballesta y disparó contra su nuevo oponente. El proyectil impactó en el pecho, y el asaltante cayó de espaldas, agarrando el virote con las manos. Gritó mientras moría, pues la vida escapaba de él como la sangre que abandonaba su cuerpo y formaba un charco en el suelo.
El tercero de los asesinos se introdujo con rapidez en la habitación. Juan arrojó la ballesta y le golpeó en la cara. Aprovechando el aturdimiento de su enemigo, el mercader cogió una espada, la desenvainó y descargó un mortífero tajo de arriba abajo. La afilada hoja cortó desde el hombro hasta el estómago, destrozando el corazón.
Uno de los que vigilaban se metió en la tienda al notar que la lucha se prolongaba demasiado. Vio a dos camaradas muertos y a Juan, quien intentaba sacar su arma del cuerpo del último asesino al que había abatido. El intruso sacó un pequeño y letal cuchillo que arrojó contra Juan. Éste movió su espada y logró que el cadáver atravesado por ella se interpusiera en la trayectoria del arma, la cual se clavó profundamente en la espalda del muerto.
El atacante se acercó con una espada corta en la mano derecha, pero Juan era un hombre de muchos recursos: de la empuñadura de la espada extrajo una daga camuflada a la par que empujaba el cuerpo hacia su enemigo. Mientras el asesino intentaba evitar que el cadáver cayera sobre él, el comerciante lanzó la daga y le acertó en el cuello. El hombre se derrumbó y quedó atrapado bajo el cuerpo de su difunto compañero; murió, tras unos instantes de asfixia y agonía.
Juan corrió, pasando por encima de los asaltantes muertos, y salió a la calle. La guardia había llegado y apresado al último de los asesinos.
—¿Se encuentra bien, Maese Juan? —preguntó un oficial.
—Estupendamente —contestó Juan, sonriendo.

_________________
¡Atravesando el destino como enemigos en el pasado
y creando una nueva senda de futuro con estas manos!
¡LA UNIÓN DEL DESTINO!
¡GURREN LAGANN!
¿¡QUIÉNES OS HABÉIS CREÍDO QUE SOMOS!?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kamina
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 5895
Fecha de inscripción : 21/01/2008

Hoja de personaje
Nombre:

MensajeTema: Re: Otro fragmento para una buena historia...   Dom Jul 27, 2008 2:02 am

Esta bastante bien, no obstante no harías mal puliendo un poco más las descripciones, aun que alarguen el texto servirán para que el lector se pueda meter más en lo que esta leyendo.
Por lo demas un buen trabajo Wink

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Viral

avatar

Cantidad de envíos : 5764
Fecha de inscripción : 22/01/2008

MensajeTema: Re: Otro fragmento para una buena historia...   Dom Jul 27, 2008 4:14 am

¡Gracias por tu comentario! Wink

_________________
¡Atravesando el destino como enemigos en el pasado
y creando una nueva senda de futuro con estas manos!
¡LA UNIÓN DEL DESTINO!
¡GURREN LAGANN!
¿¡QUIÉNES OS HABÉIS CREÍDO QUE SOMOS!?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Otro fragmento para una buena historia...   

Volver arriba Ir abajo
 
Otro fragmento para una buena historia...
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» otro reto para gta 4
» Mugen Story Mode - Saint Seiya LLDA - Soporte Para Video y Modo Historia
» Otro mas para aprender
» Konami estrena una web para conocer la historia de Metal Gear Solid
» otro metodo para jugar online - Xlink Kay

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
DAI Gurren Dan :: Foro :: General :: Seguidores de Tytalus-
Cambiar a: