DAI Gurren Dan

Orewa dare datto omotte yagaru!!
 
ÍndiceFAQBuscarRegistrarseGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 La Historia de un padre

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Kamina
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 5895
Fecha de inscripción : 21/01/2008

Hoja de personaje
Nombre:

MensajeTema: La Historia de un padre   Lun Jul 06, 2009 12:11 am

-Quien salva una vida contrae a la vez una gran responsabilidad. Mi padre me dijo esto cuando a los siete años encontramos a un perro abandonado, al decidir quedármelo mi padre me explicó que ahora tendría nuevas responsabilidades para con aquella criatura. Desgraciadamente no comprendí verdaderamente el significado de esas palabras hasta hace poco.
¿Sabes Elatha? Incluso en estos tiempos oscuros en los que me empujan a volver a empuñar las armas me puedo acordar de mi lejana infancia en Cedonia. Claro que por aquellos entonces Cedonia era poco más que un pueblo y ahora es casi una gran urbe. Supongo que sería por el atractivo natural del ejército por el que decidí unirme primero a una de las órdenes de caballería y luego seguir progresando en el cuerpo.
Que tiempos aquellos, ¿eh? ¿No fue por aquel entonces cuando nos conocimos? Creo que fue cuando estábamos de maniobras cerca de Kaine. Pero claro, yo era muy diferente a como soy ahora, incluso a mis veinte años ya tenía varias condecoraciones, era la élite dentro del cuerpo y en vez de Radnor me llamaban el lobo sangriento de Azur.
Ahora estoy seguro que si algo bueno me trajo mi época en el odioso ejército fue el conocerte. Si no me falla la memoria fue en una de las recepciones hechas por un grupo de nobles debido a nuestra llegada a la ciudad. Bueno, a quien querían ver de verdad era al Árbitro, allí me presentaron a la despampanante hija de uno de dichos nobles, nos caímos bien casi al instante y a partir de ahí no cesamos de encontrarnos por la ciudad. Más tarde me contarías que fue gracias a tu Don.
Después de aquello llegarían las batallas. Era duro, pero pude soportarlo. Podía soportar las muertes de mis compañeros, la sangre en mis manos, el campo de batalla vestido de sangre. Pero nunca pude verte pelear a nuestro lado. Gracias a mi testarudez lo dejaste.

Hasta que volviste aquel día.

Fue durante el terrible reinado de la bruja de Abel. Aquella que se llamaba Eljared pero que era el mismo diablo. Decretó un ataque preventivo contra la Alianza, en concreto contra el principado de Remo.
Los que allí estábamos destacados nos encontramos con un infierno, simplemente eran demasiados.
Pero peleamos.
A pesar de la locura que nos había llevado a aquello. A pesar de que aquellos extranjeros que habían venido a hacernos la guerra sabían que lo que hacían era brutal y que iba contra las más primitivas y sagradas leyes naturales.
A pesar de ello formamos la línea y peleamos.
Yo era consciente de que moriría aquel día, pero no me podía imaginar que con tus poderes nos habías seguido sin que me diera cuenta.
En el último momento, agotadas todas mis defensas, sin más energía interna que usar tu decidiste usar tu propio escudo místico para salvarme a mi, y con ello te localizaron y te atacaron a ti. Sin nada que te protegiera tuve que ver cómo desaparecías de este mundo para irte al mar de almas.
Todo por una maldita guerra que luego se demostró completamente equivocada. Todo por unos soldados que no quisieron desoír una orden que sabían que estaba equivocada.

Lo dejé todo. Ejército, uniforme, medallas y soldada.
Tras enterrarte en una colina volví a casa. En Cedonia pedí trabajo como minero y me dediqué a la vida dura pero honrada del trabajador.
Fue entonces cuando me llegó tu carta póstuma. Antes de venir a Remo habías dado a luz a nuestro hijo. Imagína mi cara de pánico, ni siquiera sabía que te habías quedado embarazada. ¿Cómo iba a saberlo? No te había visto en, por lo menos, siete meses.
En tu carta sugerías varios nombres, pero como no querías elegirlo tu sola pusiste una lista para que así fuera una decisión que tomáramos en conjunto. Finalmente elegí el último nombre de la lista. Nolan.

Durante años pude ver crecer a nuestro hijo, a veces me preguntó por ti, pero no podía contarle todo lo que había pasado, así que decidí no contarle la verdad sobre tu muerte.
Cuando cumplió los doce años de edad empezó a tener pesadillas. Con el paso del tiempo quiso instruirse en arte de la espada. Lo cierto es que no le ayudé, pero tampoco se lo impedí.
Con el paso del tiempo estuve seguro de que había heredado tu Don.
Un día, cuando volví a nuestra casa, la encontré destrozada. Pude ver y notar el resto de la magia y supe que algo había despertado en Nolan.
Siendo nuestro hijo supe que estaría bien. Nunca habíamos tenido una relación muy estrecha ya que yo tenía que trabajar duramente en las canteras de Lavín y tampoco podía aprobar los sueños del muchacho de unirse al ejército, idea que yo detestaba, ya que desde lo de Remo no tolero a los militares.

Así que dejé a Nolan buscar su propio destino.

Curiosamente, a los pocos meses de que Nolan decidiera irse de casa encontré vagando por el puerto a un chiquillo. Estaba muy quieto, mirando al agua, casi parecía hablar con una sombra de sí mismo. Inmediatamente sentí algo alrededor de ese niño, y fue su enorme potencial. A su alrededor noté un aura espiritual que no había sentido ni siquiera entorno a los más poderosos Árbitros. Aquel niño tenía algo, algo tenebroso y oscuro habitaba en su interior.
Te mentiría Elatha si te dijera que no pensé en acabar con el crío en aquel momento, pero luego imaginé lo que me dirías. Así que terminé por acogerle. El muchacho hablaba poco, pero me dijo que tenía seis años y que se llamaba Darío.
Conforme crecía noté que su poder aumentaba, como también lo hacía su oscuridad.
Por ello decidí dejar el trabajo en la mina y mudarnos al norte, a Elisio, donde tendría más tiempo para pasar junto al chico.
No dejaría que volviera a pasar lo que me pasó con Nolan…
Vivimos en paz durante unos diez años en Elisio. Darío se convirtió en todo un hombre, era más bien escuálido y extremadamente reservado, pero también había aprendido algo de bondad.
A los diez años se marchó. Quise creer que había aprendido algo de mí, que se comportaría como un hombre de bien, le quería como si fuera mi hijo legítimo y quise ignorar el poder y la amenaza que podía representar. Me engañé diciéndome que no quedaba ni rastro de oscuridad en aquella figura…

Sé que te fallé Elatha. Que a pesar del cariño que le tenía debería de haber seguido el instinto que me empujaba a no separarle de mi, a no quitarle el ojo de encima. Y por esa neigligencia mía dejé a la muerte vagar por Gaïa.

Solo necesitó un par de años. Yo seguía viviendo en Elisio cuando un hombre vino a verme. Llevaba ropas como yo no había visto en la vida. Me enseñó informes, imágenes en fotografías. Toda clase de pruebas que yo no podía ignorar. No me dijo para la organización para la que trabajaba, lo que sí me dijo es que era mi responsabilidad, y que sí podía acabar con la amenaza que representaba Darío, ahora se hacía llamar el Espectro, estudiarían incluirme en dicha organización.
No fue por la oferta por lo que volví a coger mi viejo equipo. Sino porque sabía que quien salva una vida contrae una gran responsabilidad.
Ahora debía acabar con el mal que yo mismo había desatado.

Aunque por ello me condenaran por matar a mi propio hijo…

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Viral

avatar

Cantidad de envíos : 5764
Fecha de inscripción : 22/01/2008

MensajeTema: Re: La Historia de un padre   Mar Jul 07, 2009 12:47 am

¡Excelente! Enlazas la historai de Nolan con la del Hermano Steffan y, encima, haces un guiño magistral a "Monster". ¡Bien hecho! Wink

_________________
¡Atravesando el destino como enemigos en el pasado
y creando una nueva senda de futuro con estas manos!
¡LA UNIÓN DEL DESTINO!
¡GURREN LAGANN!
¿¡QUIÉNES OS HABÉIS CREÍDO QUE SOMOS!?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kamina
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 5895
Fecha de inscripción : 21/01/2008

Hoja de personaje
Nombre:

MensajeTema: Re: La Historia de un padre   Mar Jul 07, 2009 3:00 am

Jejeje, me alegro de que te haya gustado.
Sabes? Es cuando te haces un PJ que debe matar a Steffan cuando te das cuenta de lo obscenamente poderoso que es el Hermano xD

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: La Historia de un padre   

Volver arriba Ir abajo
 
La Historia de un padre
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Quiénes somos: Breve historia de CGC
» [New historia] Unas vacaciones muy especiales...
» Fórmula 1. La historia de las Ferrari 312
» Menuda historia KZ3
» La historia de la ametralladora.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
DAI Gurren Dan :: Foro :: General :: Seguidores de Tytalus-
Cambiar a: