DAI Gurren Dan

Orewa dare datto omotte yagaru!!
 
ÍndiceFAQBuscarRegistrarseGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

  Cast Out. Historia del doctor Éphoros Aporía

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Kamina
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 5895
Fecha de inscripción : 21/01/2008

Hoja de personaje
Nombre:

MensajeTema: Cast Out. Historia del doctor Éphoros Aporía   Jue Feb 03, 2011 9:27 pm

-Lo sé. Sé lo que sientes, y, al igual que tu, sé que se ha terminado.

>>Sé qué se siente, porque yo también lo sentí.
Durante un segundo sientes un dolor inenarrable, en ese espacio de tiempo “sabes” de forma intuitiva que todo se ha terminado, que la herida se ha abierto paso a través de la carne hasta los órganos internos. Lentamente la sangre empieza a derramarse de tu cuerpo moribundo.

>>Lo sé. Porque yo también lo sentí.

>>Sin embargo, pasado ese segundo agónico comienzas a sentirte mejor. El dolor deja de ser un invasor para convertirse en un compañero. La carga va desapareciendo, e incluso te puedes permitir el pensar: “Quizás salga de esta”, o “No es tan malo como pensaba”.

>>No te engañes. Lo es.

>>Tu muerte es segura, es de lo poco cierto que hay en tu mundo ahora mismo. Si no fuera porque nos conocemos podrías pensar que solo intento ganar tiempo. Pero tú sabes que el tiempo siempre estuvo de mi parte...

>>Perdona, ¿que dices? Sé que el dolor se ha mitigado, pero la sensación sigue estando ahí, así que cuando intentes realizar cualquier acción te sentirás morir poco a poco. Espera, déjame que me acerque. Ahora, dime.

>>Ah, si. Quieres saber el porqué. Intentas dar un toque épico a tu muerte con la última y definitiva respuesta. Te haré esa gracia. ¿Que? No, no las violé ni nada de eso. ¿por quien me tomas, por un sádico?

En ese momento una fúnebre risa desatada inundó la pequeña cueva. El eco esparció el sonido y lo multiplicó convirtiéndolo en una desquiciante risa maldita.

>>A pesar de tu egoísta motivo, de tus ansias de saber y saciar tu curiosidad, todas esas emociones tan... humanas, creo que te lo diré, a pesar de que cada fibra de mi ser me compele a dejar que mueras en la ignorancia. ¿Pero sabes? Todavía, incluso agonizando me puedes ser útil.

>>Tu cuerpo marchito y agonizante será el vehículo por el cual mi voz llegará hasta Ellos. Además cada segundo de tu muerte que alargo, lo convierto en un minuto de éxtasis para mi. Casi soy capaz de tocar el tiempo, hace 12 años, 3 meses, 6 días y 2 segundos... ese momento exacto en que te conocí. Quién te iba a decir que acabaría así, ¿eh?

>>Me voy a permitir el lujo de explicarte porqué estamos aquí.

>>Todo comenzó hace dieciséis años. A pesar de haber nacido en Gaïa, en una pequeña ciudad llamada Cedonia, tú organización vio algo en mi.

>>Claro, por aquellos entonces yo era mucho más joven que ahora, no sabía nada de los sistemas precognoscientes así que simplemente supuse que el reclutarme solo podía servir para dos fines. O me querían para sus propios fines, o para que no trabajara en un futuro en contra de ellos.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kamina
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 5895
Fecha de inscripción : 21/01/2008

Hoja de personaje
Nombre:

MensajeTema: Re: Cast Out. Historia del doctor Éphoros Aporía   Jue Feb 03, 2011 9:28 pm

>> Así pues Imperium, el poder en la sombra. Aquellos que manejan los hilos invisibles del mundo, los que mueven emperadores como fichas de un juego de tablero. Ellos, me querían a mi.

>>Desde un principio supe la razón. Mi habilidad única. Mi dominio del tiempo fue lo que les atrajo. No sabría la verdadera razón hasta años después.

>>No, espera, no hagas eso, así. Recuéstate. Tienes que aguantar todavía 34 minutos más.

>>Por aquellos entonces vivíamos en un paraíso construido por encima de las vidas de los humanos normales. Después de un tiempo allí dejé de ver las cosas como antes. A través de los cristales ultra sólidos podía ver este planeta, imaginaba las vidas pacíficas y patéticas de las criaturas que vivían aquí, y me reía de ellos. El límite de su poder siempre los ataría a esa tierra muerta y estéril. Sin embargo aquel era el paraíso de la tecnología.
Imperium contaba, y cuenta, con la tecnología más increíble que la mente puede soñar. Para un científico como yo, un hombre de ciencia, aquello, trabajar allí, era lo máximo a lo que se podía aspirar.

>>Los rayos poulsen emanaban desde irradiadores conectados a los dormitorios y conseguían que hubiera que descansar menos y detener el envejecimiento celular. Un truco bueno, realmente bueno diría yo. ¿Sabes cómo funciona? Igual a alguien como tú nunca le interesó pero para alguien como yo...

>>Aquellas máquinas imitan a un nivel muy básico pero eficiente lo que yo hago. Mírate. Si no fuera por mi estarías muerto desde hace catorce minutos y cuarenta segundos. Sin embargo cada uno de los segundos que tarda mi magia en matarte es alargado tanto como yo quiera. ¿Conoces la aporía de Zhorne y la tortuga? Bueno, en realidad son fórmulas matemáticas simples cuando conoces los fundamentos.

>>Mejor no meternos en una discusión de este calibre. Tempus fugit, como decían los antiguos.

>>Tardé un tiempo en adaptarme a la vida allí, y en aprender el control de la maquinaria básica.

>>A pesar de haber sido reclutado solo se me permitía acceder a ciertas partes. Muy pocas de hecho. Sabía que aquella construcción era una mole inmensa, pero solo podía acceder a un laboratorio, a mi dormitorio, alejado de todos los demás, y poco más. Había más gente que, al igual que yo, había nacido en Gaïa, pero todos erais superiores a mi en rango, como tu, los temidos Godkillers.

>>Pasados unos años de observación, control y adaptación me permitieron el acceso a una zona algo más amplia. Mi pequeña caja de cartón se ampliaba, y ahora el laberinto era más complejo.
Fue entonces cuando me hicieron ver la verdadera razón del porqué estaba yo allí. Al principio lo intentaron disfrazar como un experimento más.

>>Pero no lo era.

>>Cuando me pasaron el archivo me di cuenta de las posibilidades. De la ingente cantidad de energía que se conseguiría si aquello salía bien, si el flujo se estabilizaba... En ese momento me dí cuenta de que aquel experimento era la auténtica razón y la única excusa para que trajera a un exterior hasta Su paraíso.

>>Yo tenía la última pieza del rompecabezas. Solo era cuestión de conseguir que encajara...

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kamina
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 5895
Fecha de inscripción : 21/01/2008

Hoja de personaje
Nombre:

MensajeTema: Re: Cast Out. Historia del doctor Éphoros Aporía   Jue Feb 03, 2011 9:29 pm

>>Nunca olvidaré aquellos primeros días trabajando en el nuevo proyecto “Amon”. Además fue entonces cuando nos conocimos. Siempre me dejaste claro que me veías como un intruso, a pesar de que sabías porqué estábamos allí los dos. Nuestras habilidades son únicas, y en conjunción eramos, en teoría, capaces de conectar el tiempo/espacio.

>>Dicen que el cerebro humano esta limitado y que no puede pensar en nada que se salga de esos dos parámetros. Todo lo que el ser humano, como especie, puede aprender solo puede ser conocido abarcándolo en esos dos parámetros. Jamás un hombre podrá pensar en algo más allá de un tiempo y un lugar, ya que siempre tenderemos a rellenar ese espacio de vacío.

>>Si yo dominaba el tiempo, tú eras la otra pieza.

>>Aquel día, tras varias horas trabajando coincidimos en una de las pequeñas salas de observación. Supe que estabas allí esperándome a propósito, imaginaba que intentarías amedrentarme o exponerme que yo no pertenecía a aquel lugar. Sin embargo solo dijiste:

-Al final de los tiempos llegará un momento en que solo quede un hombre. Y el momento pasará. La humanidad se habrá extinguido y no quedará nada que señale que alguna vez estuvimos aquí. El último hombre, a solas, con Dios. ¿Soy yo ese hombre?

>>Después de aquello te fuiste. Pero desde aquel momento los dos sabíamos que debíamos acabar con el otro, que el odio irracional nos consumía y nos empujaba hasta que no pudiéramos existir los dos en el mismo plano. Como si solamente hubiéramos sido reunidos con el único fin y propósito de terminar con la vida del otro. A veces, cuando me permito tener pesadillas, pienso que ese siempre fue el plan de Ellos. ¿Pero su fin? Ni se me ocurre...

>>Apresurémonos. No te queda mucho tiempo. Y cuando el último minuto, alargado por veinte, se extinga, con el lo hará mi auditorio. Y es para él para quien hablo.

>>El proyecto empezó a verse claro después de rellenar las horas y horas de código preliminares que hacían falta para preparar la secuencia. Yo me encargaba del traspaso y mantenimiento del flujo de energía. Éste se extraía de la red a la que tiene acceso Imperium y que es, en última instancia, la base de la magia. (hay que tener en cuenta que manifestar magia en aquel lugar, por cualquier otro medio que el estrictamente regulado era cari imposible.

>>Varios meses pasamos hasta que pudimos llegar a las pruebas prácticas, en vez de simulaciones por ordenadores. Allí nos topamos con El problema. La secuencia empezaba sin contratiempos, tú te encargabas de regular la velocidad del flujo, y yo de la intensidad de éste a través de manipular el tiempo a través de éste, alargándolo en el período de latencia para que entrara en reacción cuando iba a cierta velocidad y no antes. En teoría el proyecto consistía en mandar un flujo corto de magia pura a través de un condensador en forma de tubo circular de no más de veinte metros. Se aumentaría artificialmente la velocidad de ésta para que alcanzara una reacción que provocara una explosión enérgica, esto se podría utilizar como nuevo motor del sistema Amon.

>>El problema era que el flujo entraba en reacción demasiado pronto, sin haber alcanzado la velocidad exacta y por tanto la energía generada no cubría ni los costes del experimento. Ahí es donde entraba yo. Modificando el tiempo alrededor del flujo debía de ser capaz de poder alcanzar la velocidad necesaria sin que reaccionara la materia.

>>Sin embargo, a pesar de haber hecho bien los cálculos éramos incapaces de lograrlo. Desde aquí me parece obvio que el problema residía en nuestra total y absoluta capacidad de trabajar juntos.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kamina
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 5895
Fecha de inscripción : 21/01/2008

Hoja de personaje
Nombre:

MensajeTema: Re: Cast Out. Historia del doctor Éphoros Aporía   Jue Feb 03, 2011 9:29 pm

Tras meses de fracasos continuos las todopoderosas mentes de Imperium. Aquellos entes incognoscibles que ordenaban mi vida, empezaron a dudar acerca de mi capacidad. La frustración que sentí solo era equiparable a mi necesidad por poner el proyecto en marcha. Las sesiones se alargaron y empecé a vivir prácticamente allí. Después de tres días sin moverme del laboratorio instalaron un pequeño emisor poulsen para que no me volviera demasiado loco de la extenuación mental.

>>¿Aquella investigación se convirtió en mi vida? ¿o yo tenía vida solo para ser el que culminara aquel coloso de la ciencia? Después de cien pruebas infructuosas decidí revisar los cálculos. Las líneas y líneas de código que había tardado meses en escribir. Me puse a ello sin descanso. En aquella época ya no salía a mirar el cielo de Gaïa desde arriba, ya no tenía ganas de reírme de aquellos patéticos humanos que vivían vidas intrascendentes alejados de toda idea de verdadero Progreso, de Verdadera Ciencia.

>>Estaba apunto de perderlo todo y no podía permitirlo. En mi ansia de comprobar cada mínimo detalle del experimento decidí comprobar si estaban bien ajustados y orientados los receptores zeónicos. Para ello, por primera vez en meses tuve que hablar con alguien. Prácticamente se me había olvidado como hablar, y las palabras se me atragantaron en la garganta. No me pusieron ningún contratiempo, igual pensaron que me podía matar, y eso les quitaría un peso de encima. Llegué a pensar que Ellos lo habían saboteado para matarme, pero, incluso pensándolo la única pega ante el pensamiento de mi mortalidad fue la angustia de no poder terminar aquel proyecto. La posibilidad, el mero planteamiento de que otro pudiera terminar Mi trabajo hizo que necesitara vivir más tiempo, así que revisé cuidadosamente el equipo. Calculé que no tendría energía suficiente, ni aire para poder llegar a mi destino, así que laboriosamente modifiqué el traje. Añadí algo de potencia extra a las botas, éstas no solo estaban preparadas para el vacío sino que también se habían diseñado para ejercicios prácticos de salto desde dispositivos aéreos o caídas a grandes distancias.

>>Cuando salí no miré hacia abajo para divisar el planeta que antes me cobijó, tampoco contemplé la maravilla de la estación Imperium. Debía llegar a la antena y observar por mi mismo si realmente estaba bien orientada, si funcionaba correctamente. Cuando llegué hice mil pruebas, todas dieron como resultado la operatividad al cien por cien de la antena.

>>Entré en la estación destrozado por mi descubrimiento. La verdad me golpeaba la sien y me oprimía el estómago dejándome sin aliento. Solo podía haber un posible fallo...

>>Yo...

>>Me negué en rotundo, decidí terminar satisfactoriamente el experimento o salir despedido con el. Yo no podía fracasar, mi mente era demasiado brillante. Jamás les daría a Ellos la satisfacción de volver con el rabo entre las piernas y admitir el fracaso. ¡Jamás!

>>Tras calcular los nuevos parámetros me puse en marcha con el nuevo plan. Sabía que costaba mucho canalizar energía a través del cuerpo de uno mismo en aquel lugar. Pero no era imposible. Me encerré en el laboratorio y durante una noche entera acumulé. Cada segundo solo acumulaba una centésima parte de mi poder.

>>Pero tengo todo el tiempo del mundo.

>>Al final, antes de que rompiera el alba y de que los paneles se autoregularan para dejar entrada a la luz del sol, decidí que estaba listo. Accioné el botón para permitir la entrada de la energía zeónica mientras lanzaba el primer hechizo propio. Alrededor del tubo el tiempo empezó a ralentizarse.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kamina
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 5895
Fecha de inscripción : 21/01/2008

Hoja de personaje
Nombre:

MensajeTema: Re: Cast Out. Historia del doctor Éphoros Aporía   Jue Feb 03, 2011 9:30 pm

Activé el control de velocidad. (si, tu patética parte era tan insignificante que se mecanizó, sin embargo Yo era la parte central del proyecto), en el interior del condensador la velocidad de movimiento de las partículas empezó a incrementarse, sin embargo, la energía seguía encerrada dentro de mi hechizo así que, a pesar de llevar allí un minuto, para ellas solo habían transcurrido 4 segundos. Miré el medidor de calor, marcaba 150 grados, una temperatura perfecta. La máquina estaba regulada para auto detenerse a los 500 grados, pero había modificado el programa para que no lo hiciera. Para tener éxito las partículas deberían acelerar constantemente hasta alcanzar el millón de kilómetros por segundo, sin embargo el tiempo que tardarían en alcanzar dicha velocidad sería de tres largos minutos. Jamás habíamos pasado del 1:05

>>Mantuve el hechizo hasta que éste se agotó, tardó menos de lo que había calculado, pero claro, no es lo mismo suspender en el tiempo a un inútil como tú, que a miles de partículas a velocidades de mach. Justo un segundo antes de que se acabara lancé de nuevo el mismo hechizo, comprobé la temperatura 340 grados, miré el tiempo 1:30. No me congratulé por haberos superado a todos, no había tiempo para ello. Me centré en el hechizo, la mayor velocidad dentro del condensador hacía que el efecto se disipara rápidamente. Sin embargo había ahorrado grandes cantidades de magia durante la noche, así que cada vez que se agotaba lo relanzaba.

>> Tiempo 1:50, 380 grados, relancé 2 veces.

>>Tiempo 2:10, 420 grados, relancé 4 veces

>>Tiempo 2:30, 460 grados, relancé 8 veces

>>Estaba apunto de sobrepasar los grados marcados, la máquina se empezaría a desestabilizar, pero no pararía. Antes de empezar me preparé haciendo que el tiempo corriera más despacio para mi, otorgándome más velocidad con respecto al tiempo real. Sin embargo la cantidad de hechizos que tenía que conjurar agotaría antes de lo que tenía planeado mis reservas.

>>Tiempo 2:50, 500 grados, relancé 16 veces.

>>La sala brilló con la luz roja de las alarmas, conseguí conectarme al suministrador Poulsen para poder sacar más energía de la que tenía acumulada.

>>Solo un poco más....

>>Tiempo 2:70, 700 grados, relancé 32 veces

>>Tiempo 2:90, 1.000 grados, relancé 64 veces

>>Mis energías estaban agotadas, el reactor emitía tanto calor que algunas partes se fundieron. Estaba empapado en sudor.

>>Tiempo 2:99, 1.750 grados. Sin energía.

>>En el final de los tiempos llegará un momento en que solo quedará un hombre

>>El último hombre, junto con Dios...

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kamina
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 5895
Fecha de inscripción : 21/01/2008

Hoja de personaje
Nombre:

MensajeTema: Re: Cast Out. Historia del doctor Éphoros Aporía   Jue Feb 03, 2011 9:30 pm

>>La explosión bloqueó mis sentidos. El calor había acallado toda sensación de dolor. La sangre corría desde mi nariz hasta el suelo manchando mis ropas blancas.

>>El núcleo se había desestabilizado. Al final me faltaba un segundo. Me faltaba tiempo, ¡a mí! Que soy su moldeador, que he creado minutos de un instante, que he reducido horas a suspiros. Me faltaba un segundo. Por un mísero segundo...

>>Aquel segundo dividió una vida. Antes de aquel segundo era uno de los científicos más brillantes de la raza humana, trabajaba con la élite en un palacio sobre los cielos. Un segundo después no tenía nada, la explosión provocaría una desestabilización general del sistema, nada de lo que pudiera decir acallaría las voces de culpabilidad.

>>Mientras trozos de metal, que antes había sido el condensador, y ahora era metralla, volaban por todas partes. Varios de ellos me impactaron en el rostro provocándome heridas. Mientras contemplaba el caos en toda su belleza destructiva, tomé mi decisión. Corrí a por el traje de expedición exterior mientras calculaba mis siguientes pasos.

>>Estaba claro que allí me ejecutarían. Sin embargo mis energía estaban agotadas. Tras ponerme el traje supe a dónde debía dirigirme. En la zona de la antena estaba toda la energía que podía necesitar así que tomé la que pude, y sin esperar un momento salté.

>>Vi Gaïa acercarse a mi, reduje el tiempo y activé los propulsores de la botas, sin embargo estos no tenían potencia suficiente. El traje me protegía de lo peor de la entrada, pero aún así me sentía arder vivo. Sin embargo, si sentía dolor era porque todavía estaba vivo. Podía lograrlo.

>>Lancé todo lo que había podido absorber, usé toda mi magia en bruto para crear una fuerza opuesta a la gravedad para disminuir el ritmo de la caída. Dejé que el Poder puro sustituyera las formulaciones mágicas y solo pensé en sobrevivir. La tierra estaba a escasos cientos de metros.

>>El choque fue brutal. Al principio todo el dolor se apoderó de mi. Sabía que la mayoría de mis órganos estaban destrozados. Lentamente el dolor pareció remitir.

>>Curiosamente empecé a pensar que igual podría salir de aquello...

>>Entonces sobrevino la oscuridad.

>>Cuando más tarde desperté el dolor arrinconaba toda mi conciencia. Aparte de la inminente muerte solo podía pensar en una cosa. Al caer, tras la explosión, me puse el traje que Ellos me proporcionaron. Mientras caía luché por evitar lo peor del golpe, pero en el lateral izquierdo del visor del casco vi un mensaje que parpadeaba en rojo

>>Cast out.

>>No entiendo el idioma que os manejabais, parte de dejarme fuera era evitar que yo lo aprendiera. Pero sé lo que significa esa palabra. Expulsado, desterrado, abandonado. Ya no formaba parte de aquel mundo elitista. Ellos me rechazaban ¡a Mi! ¿puedes creerlo? La mente más brillante de este siglo y ellos simplemente me expulsaban.

>>La ira que sentí me dio fuerzas para volver a levantarme. No me quedaba ni una pizca de energía, pero de mi ira surgió energía y la canalicé para usarla. Por un momento me convertí en una perfecta máquina que se alimentaba de odio y generaba rabia. Mi único propósito era curarme, así que ordené mi poder en esa dirección.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kamina
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 5895
Fecha de inscripción : 21/01/2008

Hoja de personaje
Nombre:

MensajeTema: Re: Cast Out. Historia del doctor Éphoros Aporía   Jue Feb 03, 2011 9:30 pm

>>Durante días no viví sino una patética parodia de vida. Apenas podía caminar diez pasos seguidos sin que el dolor me doblegara. Tarde cinco horas en recorrer cien metros. ¡Yo soy el maestro del tiempo! Y aún así...

>>Pero para tu desgracia sobreviví.

>>Aquellos días fueron la prueba más dura que he pasado. Sin nada que comer me alimenté de odio, sin nada que saciara mi sed bebí orgullo. Y todo con un objetivo en mente... venganza.
Venganza sobre todos vosotros. Me humillasteis, me usasteis, y después, me desechasteis. Bien, os demostraré que os equivocasteis conmigo.

>>Después de un tiempo vagabundeando, desesperado, rumiando miles de retribuciones, se me ocurrió algo verdaderamente digno. Tras desechar las primera ideas suicidas empecé a recordar lo que había aprendido allí arriba sobre la vida aquí abajo. Poder, conocimiento, tecnología...

>>Estaba tan cegado por las maravillas que teniais que me olvidé del legado de mi tierra. Aquí, bajo nosotros, yacen las ruinas del más imponente imperio que jamás la humanidad ha conocido. Cientos de logias tecnomágicas de inigualable poder esperan a una mente brillante que las despierte. Mi error fue no recordar las clases de historia. Cómo Rah Sith se enfrentó a los cielos, y lo hizo con el poder que aquí hay guardado.

>>Así me dí cuenta de que no cabía la desesperación. Usé un mes para pulir mi estado físico y mis habilidades sobrenaturales, y cuando vi que era el momento adecuado salí a buscar aliados.

>>Hay en esta tierra un hombre con un gran plan. Todos lo sabemos. Lo saben tus señores, pero también lo sabe cualquier hijo de vecino con dos dedos de frente. Acudí a ver a Lucanor Giovanni Frey.

>>Solo le dí a conocer un fragmento de mi conocimiento de tecnología perdida. ¡Conocimientos que aprendí de vosotros! A cambio el me dio todo lo que yo necesitara para poder seguir los experimentos. Tenemos muchos más límites materiales, pero lo que nos falta de material lo suplimos con talento.

>>Así surgió una próspera relación. Yo sé que el me usa, y él que yo le uso para mis planes. Pero nos necesitamos mutuamente, porque somos la mejor baza de conseguir nuestros planes.
Fui nombrado jefe del equipo científico de robótica y tecnoarmaduras, tras la marcha de su anterior superior el puesto se había quedado vacante. Empezamos una serie de proyectos y mejoramos otros. ¿Sabes? Mientras toco este pedazo de tu armadura rota no puedo evitar que pensar que ya no estáis tan lejos de nosotros...

>>Tras un año había aprendido muchísimas cosas nuevas, y estaba seguro que era momento de comenzar la caza.
No me era desconocido el hecho de que Imperium os manda a los Godkillers a infiltraros en la propia Gaïa. Entre mis habilidades y el amplio sistema de información y espionaje de mi nueva organización no fue difícil dar con 3 docenas de hombres que aparentaban tu edad y que estaban, de algún u otro modo, relacionados con homicidios, desapariciones, y sucesos de extraña naturaleza. Entre todos estos informes había uno, que tenía una peculiar errata. Dos informantes distintos, uno ubicado en Togarini, y el otro en Galgados informaron haber visto al mismo sujeto el mismo día.

>>Chico... solo hay alguien capaz de hacer algo así...

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kamina
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 5895
Fecha de inscripción : 21/01/2008

Hoja de personaje
Nombre:

MensajeTema: Re: Cast Out. Historia del doctor Éphoros Aporía   Jue Feb 03, 2011 9:30 pm

>>Me informé sobre ti. Descubrí tu mayor secreto, tu mujer y tu hija. Y preparé mi estrategia.

>>Cuando se dieron los elementos necesarios fui a por tu familia. Ya conoces lo que ha pasado, pero permíteme entrar en detalles. Mientras existiera la niña la madre podría ser sumisa para evitar que a ésta le pasara algo, pero también podía comportarse de forma violenta cual leona protegiendo a su cría. Calculé que lo mejor era entrar, coger a la chica y hacer que sus entrañas decoraran el tapizado floral que recorre las paredes de vuestro salón. La mujer se quedó en tal estado de shock que fue mucho más agradable tratar con ella.

>>Previamente había seleccionado esta cueva, así que sabía a dónde ir. Y entonces, lancé un hechizo que mataría a tu mujer desde dentro hacia afuera, y justo después disminuí el tiempo sobre ella. Algo parecido a lo que he hecho contigo, pero más lento todavía.

>>Sabía que vendrías, esperé, pero no mucho. Mi plan fluía perfecto. Mientras canalizaba energía apareciste. Fuiste un flash que apareció de la nada, no esperaba menos para el hombre que doblega el espacio...

>>Tocaste a tu mujer para trasportarla contigo lejos. Te permití hacerlo, total, su destino estaba sellado. Sabía que inmediatamente vendrías a por mi. Volviste a aparecer vestido con tu reluciente exoarmadura de Imperium. Sabía cómo atacarías y por ello me adelanté. Planeabas usar el teletransporte para atacarme por el flaco, pero justo cuando apareciste activé algo nuevo. Algo que tu no podías conocer de mi, porque lo aprendí aquí.

>>¿Sabes? En este tiempo que llevo aquí he seguido profundizando en el tiempo. Permíteme que te pregunte algo. ¿Que es exactamente el tiempo? Es aquello que ocurre entre un suceso y otro. De esta manera puedes “medir” un segundo como el tiempo que tarda una manecilla de reloj en moverse desde una posición a otra. Pero... ¿y si alargara ese espacio entre el movimiento de la manecilla? ¿Que pasaría si ésta nunca llega a su destino? Si todo se detiene, si nada causa un antes y un después, ¿Seguiría existiendo el tiempo? Al estudiar ese espacio infinito descubrí que hay un mar eterno rodeado de ningún acontecimiento. Descubrí el Vacío.

>>Cuando volviste a entrar en busca de venganza lancé un hechizo que devoró todas tus hebras psíquicas. Cuando no pudiste teletransportarte te quedaste confuso e indefenso. Aunque permanecieras en ese estado durante un segundo ese era todo el tiempo que yo necesitaba. Mucho antes de que pudieras hacer nada ya había convocado un bucle existencial que te anclaba a un espacio tiempo definido por mi sin que pudieras moverte o respirar, mientras yo podía acumular el siguiente paso en mi vendetta personal.

>>Cuando volviste a abrir los ojos, empezamos esta historia.

>>Y ahora tu tiempo se acaba.

>>En los escasos treinta segundo que te quedan de vida déjame decirte algo.

>>Tarde o temprano daremos con la tecnología que nos permita quebrar los cielos. Cuando lo hagamos vuestras fuerzas estarán atónitas de que hayamos conseguido reventar vuestro sistema y tardareis un segundo más en reaccionar. Las órdenes tardaran un minuto más en ser impartidas. Las tropas se desplegaran cinco minutos más tarde de lo que debieran y llegarán al terreno quince minutos tarde.

>>Yo cogeré cada segundo que vosotros desperdiciéis, y con todos ellos tejeré un tapiz. Sobre él construiré una red de tiempo que usaré para atrapar todo vuestro tiempo perdido, y así ganaré el tiempo suficiente para aparecer allí arriba sin que nadie lo espere.

>>Alargaré cada segundo. Y cada minuto que fabrique será una eternidad de dolor y destrucción que desataré sobre vosotros.

>>Y todo porque vosotros perdisteis un segundo, preguntandoos cómo un simple humano, expulsado de entre vosotros había logrado vencer al tiempo.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Cast Out. Historia del doctor Éphoros Aporía   

Volver arriba Ir abajo
 
Cast Out. Historia del doctor Éphoros Aporía
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Quiénes somos: Breve historia de CGC
» [New historia] Unas vacaciones muy especiales...
» Fórmula 1. La historia de las Ferrari 312
» Menuda historia KZ3
» La historia de la ametralladora.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
DAI Gurren Dan :: Foro :: General :: Seguidores de Tytalus-
Cambiar a: